4 MASCARILLAS

Loading...

Una de las grandes ventajas de esta mascarilla, es que no provoca efectos secundarios. Por lo tanto, podemos utilizarla sin ningún temor, pues no nos ocasionará daños. Además, el huevo es fácil de conseguir y muy barato. De modo que, al utilizarlo, no gastaremos mucho dinero para aprovecharlo. Si quieres conocer cómo lo puedes utilizar, presta atención a la siguiente información.

Loading...

Mascarilla #1

La clara de huevo es una receta natural muy efectiva para combatir los daños en la piel. No importa si se trata de daños ocasionados por la edad, exposición al sol u otra razón. La clara de huevo puede sernos de gran ayuda. Solo debemos untar un trozo de algodón o un hisopo con la clara de huevo. Luego, frotaremos dicho artefacto alrededor de nuestros ojos y la dejaremos secar. Finalmente, nos enjuagaremos con abundante agua limpia
Tenía un mal aliento que hasta mi esposo le molestaba y con este remedio lo elimine en 5 minutos

Loading...

Mascarilla #2

Esta mascarilla es muy buena para combatir las famosas patas de gallina en el rostro. En otras palabras, podrás eliminar fácilmente las líneas de expresión con ella. Para esto, necesitarás la clara de 1 huevo y harina seca. Mezclarás ambos ingredientes hasta conseguir una sustancia homogénea. Esta pasta la aplicarás en tu rostro y la dejarás actuar por 20 minutos o hasta que seque. Finalmente, la retirarás con agua. Este proceso lo repetirás constantemente y al poco tiempo notarás la diferencia.

Mascarilla #3

La misma es especialmente útil para eliminar las bolsas debajo de los ojos. Solo necesitarás 2 yemas de huevo refrigeradas, 1 cucharada de miel de flores y 1 cucharada de aceite de almendras, albaricoque u oliva. Mezclarás todos los ingredientes muy bien y los aplicarás debajo de tus ojos 30 minutos antes de dormir. Luego enjuagarás tu rostro y al poco tiempo notarás la diferencia.

Mascarilla #4

Esta mascarilla te ayudará a humectar y refrescar tu rostro, y combatir la piel reseca. Para ello, mezclarás 1 yema de huevo, 1 cucharada de aceite de oliva y el zumo de medio limón. Cuando obtengas una sustancia homogénea, la aplicarás sobre tu rostro con la ayuda de una brocha. Después de 20 minutos, la retirarás con abundante agua limpia. Este proceso lo repetirás todas las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*